viernes, 1 de junio de 2007

Conejo al Ajillo

Un plato, que al precio que está el conejo, es interesante su preparación.
Como os podéis dar cuenta a mi Chispita hoy le tocaba conejo, por lo tanto su abuelo ha comido conejo y para no repetir el plato hoy lo he preparado al ajillo.
Estas son las piezas que han sobrado de medio conejo, después de las usadas para mi nieta.

Los trozos de conejo salpimentados.Los tozos de conejo pasados por harina, a la hora de ponerlos en la sartén con aceite de oliva virgen extra, hay que sacudirlas un poco para quitarles el exceso de harina adherida.Los trozos de conejo en la sartén hasta que se doren.Aspecto del conejo una vez frito.El resto de los ingrediente a utilizar son una patata, media cabeza de ajos, una guindilla, un vaso de vino blanco y un poco de perejil.El otro día leyendo una receta de Subijana, ponía que antes de freír las patatas las blanqueaba, así que estas han sido blanquedas por un minuto.
Para los que tal vez no lo tengan en la memoria lo que significa blanquear: es la cocción breve de las hortalizas, verduras en agua por un minuto máximo, algunas con unos segundos es más que suficiente.
Las patatas después de blanqueadas han sido fritas hasta que se han puesto de bonito color dorado.Mientras doraba las patatas he hecho un sofrito con todos los dientes de ajo cortados en lamas, una vez estos se han dorado, cuidado que no se quemen, pues luego amargarían, se sacan del fuego y cuando el aceite está tibio se le añade el vino blanco, se le da un hervor y se añade a la cazuela en la que tenemos el conejo.El sofrito ya con el vino blanco incorporado.El sofrito y las patatas añadidos al conejo.Ahora hay que ir cociendo hasta que la salsa se reduzca.Aspecto de la ración en una cazuela de barro. Ha este plato le acompaña bien un ali oli.

Código QR